Escritoras que firmaron sus libros con seudónimos masculinos para poder publicar

Escritoras de la historia que usaron pseudónimo o fórmulas similares para publicar sus obras.

Orden cronológico.

MARY SHELLEY, AUTORA DE FRANKENSTEIN

Mary Shelley, hizo su única publicación de forma anónima, adjudicada durante mucho tiempo a su marido y escritor Percey Shelley, en 1818, porque este le había escrito el prólogo.

30 de agosto de 1797 Londres
1 de febrero de 1851 (53 años) Londres

Con solo 19 años Mary, en 1816, escribió «Frankenstein o el moderno Prometeo» en un frío verano suizo. Fue en un retiro con Lord Byron, junto a su círculo de amistades, creando un divertido concurso literario, del que salió la primera obra de literatura fantástica, una de las más turbadoras novelas de la literatura europea, una historia que mezclaba terror psicológico, ciencia, tecnología punta y mitología griega.

El año 1816 ha pasado a la historia como el «año sin verano». La erupción del volcán Tambora en Sumbawa (Indonesia), el 10 de abril de 1815, liberó toneladas de polvo de azufre que se extendió por todo el planeta, provocando un duradero enfriamiento que alteró el ciclo agrícola y llegó a producir hambrunas. Estos efectos se hicieron sentir incluso en Suiza. Allí, en Coligny, cerca del lago Lemán, en una elegante mansión llamada Villa Diodati, se habían instalado aquel verano un grupo de amigos llegado de Inglaterra: el poeta Percy B. Shelley; su entonces amante, Mary Godwin; el célebre escritor Lord Byron; su médico y secretario personal John Polidori, y Claire Clairmont, la hermanastra de Mary.

Según relató años después, una noche tuvo un sueño terrorífico: creyó ver a un «pálido estudiante de artes impías, de rodillas junto al objeto que había armado. Vi al horrible fantasma de un hombre extendido y que luego, tras la obra de algún motor poderoso, éste cobraba vida, y se ponía de pie con un movimiento tenso y poco natural». Había nacido el monstruo del doctor Frankenstein.

Mary tradujo su pesadilla en un relato corto sobre un científico que creaba un monstruo. De regreso a Gran Bretaña, Mary convirtió su primer relato en una novela que se publicó en 1818 bajo el título Frankenstein o el moderno Prometeo, sin que apareciera el nombre de la autora. Contó para ello con la ayuda de Percey Shelley, con quien había contraído matrimonio tras el suicidio de su primera esposa; la propia Mary escribiría más tarde:

«Mi esposo siempre me incitó a escribir mi propia página en el libro de la fama y a obtener reputación en el ámbito literario».

A principios del verano de 1817, Mary Shelley terminó Frankenstein, obra que fue publicada anónimamente en enero de 1818.

Los críticos asumieron que su marido y escritor Percy Shelley era el autor ya que el libro había sido publicado con su prólogo y dedicado a su héroe político William Godwin (padre de Mary).

 En 1831, reescribió la historia por completo hasta conseguir la versión definitiva que ha llegado hasta nuestros días.

Frankenstein fue publicado bajo pseudónimo y no le reportó a la escritora ninguna ganancia.

La autora no paró de escribir en una vida azarosa marcada por los vaivenes económicos, la lucha por sus ideas, las turbulencias emocionales a la sombra de su marido también escritor Percy Shelley y la difícil relación con su padre, editor y librero de clase media, que la repudió por ser escritora.

La filósofa Mary Wollstonecraft fue una mujer excepcional, pedagoga, feminista, escritora, pensadora, etc; y la madre de Mary Shelley, pero murió en su parto.

Mary Wollstonecraft superó una dura infancia y se hizo a sí misma, fue la primera corresponsal de «prensa» en cubrir la Revolución Francesa, creó el manual feminista: ‘Vindicación de los derechos de la mujer’ (1792) que fue un gran éxito de ventas en su época.
Revolucionaria y transgresora, defendió a toda costa la independencia de las mujeres, que se encontraban completamente excluidas de la vida social y cultural en el siglo XVIII.
En su época la trataron como proscrita, decían que fue madre soltera, etc; no fue hasta los años 70 del siglo XX que fue recuperada por el feminismo como gran escritora y reconocida por toda su labor.

Mary Wollstonecraft fue pedagoga y orientó su obra a fundamentar las bases sociológicas modernas de las nuevas generaciones, promoviendo la independencia y la igualdad de la mujer en el mundo laboral, social y cultural. Su innovación filosófica fue determinante para la hija Mary Shelley, fomentando e inspirandola a ser alguien en la vida y a escribir obras, como cualquier hombre, por derecho propio. 


La joven leía y releía evidentemente todas los escritos de su madre y se aprendió muchos pasajes de memoria.

Anhelaba aplicar sus principios, cumplir sus aspiraciones y sacar su legado de las sombras.

«El recuerdo de mi madre ha sido el orgullo de mi vida», repetía Mary Shelley, la autora escritora de Frankenstein, como un mantra.

Madre e hija fueron marginadas y vilipendiadas pero no cejaron en su lucha feminista, a favor de la educación, el progreso y las buenas prácticas en la política.

Shelley siempre se mostró culpable de la muerte de su madre que provocó su nacimiento. Siempre tuvo a su madre como heroína, como referente y siempre se planteó qué pensaría ella de su obra”.

Si buscamos al marido de Wollstonecraft y padre de Mary Shelley encontramos en Wikipedia:

William Godwin (Wisbech, 3 de marzo de 1756 – Londres, 7 de abril de 1836) fue un político y escritor británico, considerado uno de los más importantes precursores del pensamiento anarquista. Es también famoso por las mujeres con las cuales estuvo vinculado durante su vida: se casó con la escritora feminista Mary Wollstonecraft en 1797 y junto a ella tuvo una hija, también llamada Mary, Mary Shelley, que ha pasado a la posteridad como la autora de la novela gótica Frankenstein.

No comentan en ningún momento que este hombre repudió a su hija por juntarse con un hombre casado y rechazó que quisiera dedicarse a la escritura.

GEORGE ELIOT, LA MEJOR NOVELISTA EN INGLÉS

GEORGE ELIOT, escritora Mary Ann Evans

22 de noviembre de 1819 Nuneaton, Warwickshire, Reino Unido
22 de diciembre de 1880 (61 años) Chelsea, Londres

En 1836 falleció su madre y ella, con 16 años, tuvo que abandonar la escuela oficial para cuidar al padre y administrar la casa, pero siguió educándose con un preceptor y leía intensamente, sobre todo literatura clásica y griega.

En 1838 leyó el libro de Charles Hennell, An Inquiry Concerning the Origin of Christianity, y se volvió agnóstica.​ Cuando tenía 21 años, su hermano se casó y se hizo cargo de la casa familiar, Evans y su padre se mudaron a Foleshill, cerca de Coventry.

Sus dudas religiosas se acentuaron cuando frecuentó la tertulia de Charles Bray, conoció a Robert OwenHerbert SpencerHarriet Martineau y Ralph Waldo Emerson.

Sus ideas la condujeron al racionalismo y al librepensamiento, empezando a leer a Spinoza, cuya Ética tradujo luego pero no publicó. Mantuvo contacto intelectual estrecho con el pensador utilitaristafeminista y liberal Stuart Mill y con el evolucionista social Herbert Spencer. 6 días después del fallecimiento de su padre inició un viaje por Europa. Regresó en 1850 y empezó a escribir reseñas para la Westminster Review, de tendencia liberal, positivista y radical, llegó a ser subdirectora de la revista de 1851 a 1854, cargo en el cual conoció a las figuras literarias más relevantes de su época.

Diez años después de la muerte de su padre, a finales de la década de los 50 y ya enredada en sus amores, fue cuando Eliot decidió publicar bajo el pseudónimo de un hombre, Marian (Mary Anne Evans) se convirtió entonces en George Eliot para ocultar su condición de mujer y asegurarse así una mirada más objetiva sobre su trabajo, un trabajo que fue ganando en importancia desde sus traducciones y relatos, hasta su poesía, pasando por sus dos grandes novelas.

Su novela Middlemarch está catalogada como la mejor obra literaria en inglés.

Virgina Wolf, decía de Eliot que fue el escritor (y escritora) que hizo entrar la novela inglesa en la edad adulta.

Las hermanas Brontë

Uno de los episodios más fascinantes de la literatura: tres hermanas rozando la treintena se recluyen en casa huyendo de las rígidas ataduras de la Inglaterra victoriana para convertir su imaginación y vivencias en obras maestras.

Las hermanas Brontë eran raras, tres solteronas, criadas de una manera un tanto salvaje en compañía de su hermano Branwell. Su padre el reverendo Patrick Brontë había sido un irlandés de origen campesino que se había doctorado en Cambridge gracias a una beca, esta casualidad les proporcionó una buena educación cultural.

Perdieron muy pronto a su madre y seguidamente a sus dos hermanas mayores, por la tuberculosis.

Solían pasear por los páramos, bajo el sol o bajo la nieve, y afirmaban haberlas visto declamando poemas en lo alto de una roca.

Dentro de casa las crías se pasaban el tiempo leyendo y escribiendo.

Leían cualquier cosa: poemas de Lord Byron, novelas de Walter Scott, literatura clásica, revistas de literatura y diarios de Londres, con asuntos políticos, sobre los que luego se atrevían a expresar sus opiniones.

Jane Eyre, de Charlotte, Cumbres Borrascosas, de Emily y Agnes Grey, de Anne, se publicaron conjuntamente en 1847, bajo sus seudónimos: Currer Bell, Ellis Bell y Acton Bell.

En la obra de Emily, Cumbres Borrascosas, le critican la originalidad fundamental del tema y del relato, también se indignan por la violencia y la aparente inmoralidad, indicando que seguramente la escribió un hombre sin fe ni ley.

La reacción del público es bastante neutral respecto de Agnes Grey, pero más halagadora, aunque algunos lo critican como un libro «totalmente desagradable» (thoroughly unpleasant),​ «un ataque a la moral y a las buenas costumbres» emanado de «un depravado».

La obra de la hermana mayor Charlotte,  Jane Eyre , obtiene enseguida una gran fama.

En julio de 1848, Charlotte se decide a romper el anonimato, y tanto ella como Anne (Emily se rehúsa a seguirlas) van a Londres​ para probar a trabajar en Smith, Elder & Co,  donde cada hermana será un escritora independiente.

El editor de Cumbres Borrascosas y Agnes Grey difundió el falso rumor de que las tres novelas habían sido escritas por la misma persona, entendiendo que era Ellis Bell (Emily).

Este fue extremadamente sorprendido al encontrarse frente a dos mujeres jóvenes con pésimos vestidos provinciales prestados, pero se recupera de su sorpresa y las recibe con todas las consideraciones debidas a su talento, incluso las invita a la ópera en el Covent Garden, para la representación de El barbero de Sevilla.

Charlotte Brontë, Currer Bell

21 de abril de 1816 Thornton, Yorkshire, Reino Unido.

31 de marzo de 1855 (38 años) Haworth, Yorkshire, Reino Unido

Hermana mayor de las famosas escritoras «hermanas Brontë» , junto a Emily y Anne.

Su mayor éxito literario fue la novela Jane Eyre, publicada en 1847, está reconocida como una de las mejores novelistas y también como una de sus mejores voces poéticas británicas.

Utilizó el seudónimo Currer Bell, manteniendo la inicial de su nombre auténtico.

Emily Brontë, Ellis Bell

30 de julio de 1818 Thornton, Yorkshire, Reino Unido.
19 de diciembre de 1848 (30 años) Haworth (Inglaterra, Reino Unido)

Las hermanas Brontë eran una fuente inagotable de talento.

En 1842 Emily viajó a Bélgica junto a Charlotte y allí aprendió francés y alemán, además de destacarse como una excelente pianista. Los versos tampoco se le daban nada mal y adoraba pasear por el campo, por lo que su obra poética está repleta de observaciones sobre la naturaleza y de reflexiones filosóficas.

En 1846 publicó sus primeros poemas, junto a sus hermanas, y bajo el seudónimo de Ellis Bell.

Un año más tarde en 1847 Emily Brontë publicaría su única novela: Cumbres borrascosas.

En la época de su publicación la obra fue bien acogida. Pasado el tiempo y debido a su complejidad y profundidad, la obra ha llegado a formar parte de la cima de la literatura universal, siendo comparada por su maestría la obra de Shakespeare.

Anne Brontë, Acton Bell

17 de enero de 1820 Thornton, Yorkshire, Reino Unido.
28 de mayo de 1849 (29 años) Scarborough, Reino Unido

La tercera de las hermanas Brontë, quizás la menos conocida pero no por ello lamenos importante en su contribución al mundo literario, en un momento histórico en el que ser mujer impedía abrir la puerta a ese universo.

En su caso, y nuevamente manteniendo la inicial de su auténtico nombre, Anne firmó como Acton Bell y la obra por la que la conocemos es Agnes Grey.

En ella nos relata la vida de Agnes, una joven que en la Inglaterra victoriana se dedica a ser institutriz como única forma de ganarse la vida que tenían permitida las mujeres en ese entonces. El carácter autobiográfico de la obra es muy notable. Así es Agnes Grey / Anne Brontë:

«Qué delicioso que sería convertirme en institutriz, salir al mundo, empezar una nueva vida, tomar mis propias decisiones, desarrollar las facultades que tenía sin usar, probar las capacidades que ten­go y que no conozco, ganarme mi propio salario. No importaba lo que dijeran los demás, yo me veía perfecta­mente capacitada para la tarea».

Matilde Cherner, Rafael Luna

1833 Salamanca

1880 Madrid

Escritora y periodista de ideas progresistas y marcadas convicciones políticas republicanas.

Publicó las novelas: Novelas que parecen drama en 1877, Las tres leyes, en 1878, Ocaso y aurora, en1878, y María Magdalena: estudio social, en 1880 , así como una gran cantida de artículos críticos.

Patrocinio de Biedma y la Moneda, Tiziano Imab


13 de marzo de 1845 Begíjar, Jaén

14 de septiembre de 1927 Cádiz

Escritora, filósofa, poetisa, editora y articulista española, figura relevante del feminismo de cambio de siglo, firmó algunas obras utilizando el seudónimo de Tiziano Imab.

Hija de familia aristócrata andaluza rural, fue aún así, visionaria, culta, solidaria, autora prolifera, incansable,​ empresaria, en una atmósfera profesional exclusiva de hombres.

La figura femenina más bri­llante que en el campo de la literatura ha dado el Santo Reino, así la describe Caballero Venzalá.

 A la edad de seis años sabía escribir y leer, con pasión por la literatura, el conocimiento interdisciplinar, así como las causas sociales.

A los 16 años se casó enamorada, intentó tener un hijo, que murió recién nacido, y escribió varios poemas por tal trauma. Enviudó enseguida y luego fue invitada a Cadiz por su amiga Prudencia G. San Román, Condesa Rattazzi, (1831-1943) obrina de Napoleón y también a su vez amiga de Emilia Pardo Bazán(1851-1921). La amistad prosperó y se trasladó a Cádiz definitivamente en 1876, una ciudad «intelectual» en aquel momento, dado por el comercio en el lugar. En 1878 fundó y presidió una Federación Literaria de Andalucía, de la que fueron miembros varios de los colaboradores del diario Cádiz.

Se casó con José Rodríguez y Rodríguez, director de la Crónica Gaditana y archivero jefe de la Diputación. En 1888 tomó parte en el Congreso de Protección de la Infancia. En 1897 organizó en el Ateneo de Cádiz una velada en memoria de Concepción Arenal, escritora, jurista, socióloga y pedagoga; y solicitó al Ayuntamiento que se pusiera su nombre a una calle.

Rosario de Acuña, Remigio Andrés Delafón


Rosario de Acuña y Villanueva

1 de noviembre de 1850 Madrid

5 de mayo de 1923 Gijón

Escritora, pensadora y periodista española. Considerada ya en su época como una de las más avanzadas vanguardistas en el proceso español de igualdad social de la mujer y el hombre y los derechos de los más débiles en general. Nacida en una familia emparentada con la aristocracia, se mostró desde muy pronto como una mujer íntegra, creativa e indomable.

Continuó Rosario su labor como dramaturga y el 27 de noviembre de 1878 estrenó en la mencionada capital aragonesa su segundo drama Amor a la patria, firmado con el seudónimo “Remigio Andrés Delafón”.

Eva Canel Ibo Maza y Fray Jacobo

Agar Eva Infanzón Canel 

30 de enero de 1857 Coaña, Asturias

2 de mayo de 1932 La Habana, Cuba

Conocida por su seudónimo Eva Canel, fue una escritora, periodista, conferenciante, colonaasentada en Cuba. Sus obras se encuentran influenciadas por varias tendencias románticas y naturalistas. En algunas ocasiones se le negó la autoría de algunas de sus obras y/o se la otorgaron a su marido Eloy Perillán Buxó. Otros de los seudónimos con los que firmó fueron: Beata de Jaruco, Fray Jacobo, Ibo Maza, Sofía de Burgos, AV o Clara Mont. El seudónimo definitivo, Eva Canel, fue una definición feminista discutida con su marido.

Se trasladó de joven a Madrid con su madre, ejerciendo de actriz en una compañía teatral, donde conoció al escritor y dramaturgo, Eloy Perillán Buxó, con quien se casó en 1873, con 16 años.

En 1874 su marido es desterrado a Uruguay y quedó ella encargada temporalmente de una revista que éste dirigía: «La Broma». Se reunió con su marido en Buenos Aires, se inició en el periodismo en Montevideo a los 18 años, tras presenciar un enfrentamiento entre colorados y blancos en enero de 1875. En lo sucesivo colaboró con las publicaciones del marido mientras recorrían varios países de América.

Cuando vivían en Lima dió a luz, el 30 de diciembre de 1878, a su único hijo, Eloy Emilio Buxó-Canel, dedicandose desde entonces a cuidar del bebé; regresaron a Barcelona en 1881, pero enseguida se separó del marido, que volvió a América y viajó solo a La Habana en 1888 donde falleció en marzo de 1889.

Viuda, y para sostener a su hijo y a su madre, en Barcelona, al amparo de su tío, el escritor y periodista Saturnino Lacal y Ramón, asumió la corresponsalía de varios diarios hispanoamericanos: El Ferrocarril de Montevideo, La Estrella de Panamá; El Pueblo de Ponce, Puerto Rico; El Correo Ilustrado de Buenos Aires. Allí en Barcelona colaboró en dos tomos de la obra De América, y en La Ilustración Artística El Día. En mayo de 1889 publicó en Madrid su obra Cosas del otro mundo, una serie de cuentos históricos y narraciones de sus viajes por América, e inició entonces una incesante producción literaria.

carmen de Burgos, Gabriel Luna y Perico el de los Palotes.

10 de diciembre de 1867 Almería

9 de octubre de 1932, Madrid

fue una periodista, escritora, traductora y activista de los derechos de la mujer perteneciente a la Edad de Plata.

Fue conocida como Colombine, también firmó con otros seudónimos como Gabriel Luna, Perico el de los Palotes, Raquel, Honorine o Marianela.

Perteneció a la generación del 98 y se la considera la primera periodista profesional en lengua castellana, por su condición de redactora del madrileño Diario Universal. También está considerada como la primera corresponsal de guerra.

Caterina Albert i Paradis, Víctor Catalá.

11 de septiembre de 1869 L’Escala, Girona.
27 de enero de 1966 (97 años) L’Escala, Girona.

Escritora catalana en lengua catalana, reconocida por su gran novela modernista, realista y naturalista «Solitud», que publicó bajo el seudónimo de Victor Català, en 1905, tras las duras críticas y el acoso que sufrió por publicar un cuento ganador de los juegos florales de la época La infanticida con su verdadero nombre.

Era hija de una importante familia de propietarios rurales y su padre le apoyó sus aficiones culturales, así que desde muy joven comenzó a pintar y a escribir cuentos. Se suscribió a La Renaixença y colaboró con la publicación Esquella de la Torratxa, con sus primeros textos, poemas de temática amorosa, entre 1897 y 1900 bajo el pseudónimo de «Virgili d’Alacseal».

Francisca Cristina Sáenz de Tejada y Ortí, Gracián Quijano y El Padre Pareja

28 de julio de 1896 Andújar

18 de octubre de 1974 Madrid

Escritora y poeta de las décadas 40 y 50 del siglo XX, que utilizó el seudónimo de Gracián Quijano, un homenaje a Gracián y a don Quijote, y en menor medida el de El Padre Pareja.

Francisca fue la mayor de 2 hermanos, en una familia adinerada, estudió Magisterio en la Escuela Normal de Jaén.

Conocemos con detalle su infancia y adolescencia gracias a sus memorias, La segunda de mis siete vidas, publicada en 1960, en las que desde una mentalidad infantil habla de los personajes y monumentos de su villa natal.

Hay muchas más, pero estas son las escritoras que he pensado que son más relevantes.

Un comentario sobre “Escritoras que firmaron sus libros con seudónimos masculinos para poder publicar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s